Es muy posible que, si uno de tus objetivos es adelgazar y/o comer saludable, pienses qué ingredientes saludables para repostería puedes emplear. Pero, ¿existen de verdad?

También es probable que te eches las manos a la cabeza pensando que los bizcochos, tartas, cookies y todo tipo de repostería engordan, son malos para la salud, contienen mucho azúcar, entre otros.

Lo importante es ser consciente de las cantidades que ingieres, la frecuencia con la que consumes este tipo de elaboraciones, y por supuesto, sus ingredientes.

Cuando pensamos en repostería pensamos en chocolate, mantequilla, azúcar, rellenos y cremas…

Entonces, ¿es posible hacer repostería saludable?

¡Sí! Y puede ser igual de deliciosa que las recetas originales y, además, con ingredientes más saciantes y mejores para tu salud 😊 Pero, ¡ojo! Sigue leyendo hasta el final…

Aquí van las propuestas de Cocosinsal:

Ejemplos de ingredientes

Dátiles para endulzar o plátano (en lugar de azúcar; 15 dátiles equivalen a medio vaso de azúcar aproximadamente)

Cacao puro en polvo (en lugar de chocolate negro o chocolate con leche)

Aceite de oliva o aguacate (en lugar de mantequilla o margarina)

Harina integral de cualquier cereal (en vez de harina refinada)

Frutos secos o fruta fresca cortada (en lugar de toppins, mermeladas, rellenos y siropes de baja calidad nutricional)

Los huevos son unos ingredientes de toda la vida empleados en repostería y una magnífica opción. 

El yogur o bebidas vegetales pueden ser opciones adecuadas. La leche de vaca es también una  elección saludable para quien la tolere.

A continuación, te dejo algunos consejos útiles 😊

¿Por qué emplear cacao puro en polvo?

Si empleas cacao puro en polvo te ahorras las cantidades de azúcar que hay en el chocolate, ya sea negro o con leche. No obstante, si elaboras recetas con chocolate, recuerda que sea negro y con un contenido de cacao de 70% mínimo.

¿Dónde puedo encontrar harina integral?

Puedes encontrarla casi en cualquier supermercado. Eso sí, verifica que sea harina integral de verdad. Muchas veces, aunque en la etiqueta ponga que se trata de una “harina integral”, los ingredientes son: harina de trigo + salvado. Esto no es una harina integral de verdad, sino harina refinada a la que han añadido salvado para darle ese “color integral” marrón oscuro.

Para que sea una verdadera harina integral, en la lista de ingredientes, aquel que debe figurar como ingrediente principal es la harina integral de trigo (o del cereal que elijas).

¿Por qué es mejor el aceite de oliva?

De manera muy resumida, es la grasa saludable por excelencia, por la calidad de los ácidos grasos que contiene y otros nutrientes con un efecto beneficioso en nuestro organismo. El aguacate es otra opción interesante. Además de saciante, es rico en vitamina E (antioxidante) y fibra. 

Así que, si te animas a usar estos ingredientes en lugar de mantequilla o margarina, mejor 🙂

Simplemente, ojo con las cantidades. El aceite de oliva y el aguacate son alimentos con grasas saludables pero, aún así, aportan muchas calorías.

Debes pensar en los beneficios de sus nutrientes, pero ser consciente de las cantidades que utilizas, ya sea en repostería o en otras elaboraciones del día a día.

¿Qué me aportan todos estos ingredientes de repostería saludable?

De manera general, una pequeña porción de alguna elaboración hecha con estos ingredientes de repostería nos aporta fibra de los dátiles, de la harina integral y de los frutos secos o fruta fresca que añadimos.

También, las elaboraciones con estos ingredientes propuestos contienen grasas saludables procedentes del aceite de oliva, el aguacate, los frutos secos y el cacao. Además, no te olvides de las proteínas que contiene el huevo y los frutos secos, entre otros nutrientes interesantes.

¿Y si no tengo dátiles o prefiero emplear azúcar?

Pues, emplea azúcar. ¡Sí! ¡No pasa nada!

“¡Oh, Dios mío! ¿Una dietista-nutricionista diciendo que puedo emplear azúcar?”

El problema del azúcar, fundamentalmente, está en aquellos productos precocinados, bollería, preparaciones ultraprocesadas que nos venden, cereales de desayuno, postres y salsas comerciales… Todos ellos suelen contener azúcares de manera “oculta”, además de otros ingredientes que disminuyen la calidad nutricional del producto.

¡Si sumamos todo el azúcar consumido a partir de estos productos poco sanos… puedes imaginar la cantidad que estás ingiriendo! Y con repercusiones no muy buenas para la salud. 

Lo ideal es que consumas el menor azúcar posible. Sobre todo, porque esos productos comerciales ultraprocesados suelen contener también grasas no saludables y harinas refinadas, entre otros. Esto se traduce en productos de baja calidad nutricional.

Por eso, una buena opción para tu repostería saludable es emplear dátiles. Porque, aunque contienen mucho azúcar (cerca de un 70% de su composición), también contienen otros nutrientes propios de esta fruta como fibra, y distintas vitaminas y minerales. Pero si no tuvieras dátiles, emplea azúcar.

Es mejor que consumas azúcar muy de vez en cuando y sabiendo que no te aporta beneficios, a que consumas otros edulcorantes (como la estevia, por el ejemplo) creyendo que son los mejor del mundo 😉

No nos obsesionemos, ¡por favor! Eso sí, lleve o no azúcar ¡no te vayas a comer la tarta entera o la elaboración que hayas elegido!

Acostumbra tu paladar a los sabores originales de los alimentos.

Siempre, siempre, siempre…Recuerda:

Procura que la base de tu alimentación esté formada por alimentos de origen vegetal enteros sin procesar o mínimamente procesados, que son ricos en fibra y antioxidantes, como las frutas, las verduras, las legumbres, los cereales integrales o los frutos secos.

Si basas tu alimentación en este tipo de alimentos, con nutrientes de calidad y de temporada, un capricho de vez en cuando no te hará daño.

La clave está en los hábitos. Y éstos, a su vez, están en tu coco 😊

¡Bon appetit! ¡Y a sonreír! 🙂

Eso sí que es saludable.