¿Eres de las personas que les encanta el dulce? ¿Sientes que tienes muchos antojos y te sientes un poco adicto? ¡No te preocupes! Aquí tienes algunas sugerencias para superar la adicción al azúcar.

El primer paso y el más importante es tener una buena alimentación. Comer suficientes verduras, alimentos proteicos y cereales integrales es importante para sentirte satisfecho después de las comidas.

Sabes de sobra que un cuerpo bien nutrido se traduce en un cuerpo más sano y más feliz. No se trata de cortar de raíz y evitar a toda costa cualquier alimento que contenga azúcar, pues ello te puede llevar a experimentar el efecto contrario.

Cuanto más lo evites, más lo querrás.

Lo mejor es llevar a cabo modificaciones pequeñas y diarias. Poco a poco, junto con una alimentación saludable basada en verduras y frutas, y otros alimentos que aporten nutrientes a tu organismo. De esta forma tus órganos, tus músculos y todo tu cuerpo se encontrará “saciado” y no tendrá esos antojos.

Luego ocúpate de tu mente. Es decir, de los antojos de tu cerebro.

De repente te apetece algo dulce. Pero, espera. Si te has alimentado correctamente, y estás saciad@ gracias a la inteligente elección que has hecho de alimentos que sí te convienen, pregúntate: ¿tienes hambre de verdad? ¿Lo necesitas?

Cada vez que vayas a echar mano de algún producto azucarado hazte estas preguntas a ti mism@.

Sé más consciente

No dejes que el azúcar y este tipo de alimentos te controlen. De verdad, aportan calorías vacías. Es decir, tu cuerpo recibirá muchas calorías y pocos nutrientes.

Intenta estar unos pocos días sin tomar este tipo de alimentos. Lo ideal es que no los tengas en casa, ni a mano ni a la vista.

Puedes realizar esos cambios en tu dieta de manera gradual. Y si te siguen tentando, en este caso, lo mejor es cortar de raíz y dejar de comerlos.

Después de un tiempo, empezarás a comer por placer y no por hábito. Podrás reintroducir en la dieta pequeñas cantidades. ¡Pero hazlo por capricho, y no por costumbre de atiborrarte!

¿Cómo desviar la atención de los productos dulces?

No comprarlos es la mejor opción. Si no lo compras, no lo comes. Parece lógico, ¿no?

Sin embargo, si aún tienes en casa, la mejor estrategia es deshacerte de ellos. No vale esconderlos. Esto no sirve. Sabrás dónde están, en ese cajón prohibido o en el fondo de ese armario y pensarás en ellos una y otra vez.

¿Y cómo hacer esto?

Quizás tirar la comida no te parezca muy bien… Te entiendo. Una opción es regalarlas. A tus vecinos, o en el trabajo. A veces no podemos confiar en la fuerza de voluntad. Así que, si están en un lugar donde no puedas ni verlos ni cogerlos, estupendo. Esto aumentará tus probabilidades de éxito.

Bien. Llegado este momento en el que te has deshecho de ellos, ¿cómo puedes quitarte los antojos de tu mente?¿Cómo superar la adicción al azúcar?

Es importante estar convencid@ de que quieres modificar tus hábitos y que conoces la importancia y los riesgos de abusar del azúcar.

¿Qué alternativas existen para evitar los antojos del cerebro?

Esto difiere muchos entre personas. Dependiendo de la personalidad, situaciones, de si los antojos suelen darse en el trabajo, por la noche, viendo la televisión o después de comer.

Si caes en la tentación cada vez que pasas por ese lugar (cafetería, panadería…), intenta cambiar de ruta y evita comprarlo.

¡La anticipación y la planificación son claves!

Otra estrategia es sustituir ese comportamiento por otro. Escuchar música, salir a andar o leer, son actividades que puedes disfrutar en el momento en que pienses que “necesitas ese alimento”.

También puedes reemplazarlos por otros alimentos, como fruta fresca o frutos secos.
Lo importante es que la alternativa sea, no solo más saludable, sino que, además, te guste y la disfrutes.

No se trata de autocastigarte, sino de controlar tu mente, saber qué necesitas realmente y darle a tu cuerpo las mejores opciones.

Evitar estos antojos y productos insanos sustituyéndolos con otros comportamientos te ayudarán a superar la adicción al azúcar. Las decisiones saludables estarán empezando a formar parte de tu nuevo estilo de vida 🙂

Dos malas noticias: el azúcar escondido y los edulcorantes artificiales

Por un lado, asegúrate de evitar el azúcar escondido de los alimentos. Los azúcares escondidos u ocultos son aquellos jarabes y azúcares que la industria alimentaria agrega a los alimentos durante el procesado, para su conservación y sabor.

¿Dónde se encuentran? En galletas, bollería, postres lácteos, salsas y cremas, bombones, bebidas azucaradas

Como siempre digo: ¡La lista de ingredientes es clave! Échale un ojo siempre al etiquetado y descubrirás la cantidad de ingredientes y aditivos que contienen los productos que nos venden…

Por otro lado, evita los sustitutos del azúcar. Aunque no aporten calorías al organismo, tienen un efecto en tu metabolismo debido a la reacción que tiene el sabor dulce en el cerebro.

Consumir edulcorantes artificiales es tratar de engañar al cerebro. Estos productos mantienen ese sabor dulce que tanto te gusta, pero la respuesta en tu metabolismo es la misma que si consumes azúcar normal.

¿Y si con todo esto no me funciona? ¿Qué hago?

Sigue con esos nuevos comportamientos que has incorporado en tu día a día hasta que se conviertan en hábitos

Cada vez que sientas que necesitas consumir algo con azúcar, pregúntate si realmente lo necesitas, si es debido al entorno o si se trata de una ocasión especial.

Comer conscientemente es la clave del éxito.

Sin embargo, si con todo esto no lo consigues… Quizás tengas otras necesidades. Unas necesidades que no estás cubriendo. Y que te hacen refugiarte en la comida y en este tipo de alimentos.

Es el momento de hacer un pequeño parón y observar tu vida.

Cuestiónate: ¿Me siento bien? ¿Estoy satisfech@ con mis relaciones personales? ¿Tengo suficientes “momentos dulces” en mi vida que me hacen feliz?

Quizás esos antojos y ansias de comer azúcar se deban a algún vacío emocional.

Cuida tu entorno, tu cuerpo y tu mente.

¿Qué consecuencias tiene abandonar el azúcar?

Muchas personas han experimentado resultados muy buenos después de abandonar el consumo de azúcar. No sólo han mejorado sus hábitos y se sienten mejor, sino que sus gustos han cambiado y consideran que la mayoría de las bebidas y postres ya son demasiado dulces para ellas.

Yo misma sustituí hace tiempo el azúcar que le echaba al café por canela. No solo me gusta más porque le da un toque especial, sino que, con azúcar, a día de hoy me sabe raro. Y el café ahora me sabe a café de verdad.

Lo mismo ocurre con el chocolate. Si puedes comprarlo negro y que contenga como mínimo un 70% de cacao, mejor. El chocolate con leche está repleto de grasas y azúcares, y sabe poco a chocolate de verdad.

Esto es como la cerveza o el tabaco. Dudo mucho que la primera vez que los probaras te supieran a gloria 😊

Buena noticia: el paladar es educable.

Además de consumir alimentos de verdad sin procesar, disminuir el consumo de azúcar es una de las mejores decisiones que puedes tomar para mejorar tu salud.

Hacer un registro de lo comes, tratar de consumir platos más equilibrados y evitar comprar dulces, son pequeñas acciones que te pueden servir al principio para superar la adicción al azúcar.

Una vez más, presta atención a lo que necesita tu cuerpo. No le engañes con productos insanos. Dale comida de verdad.

Las claves sobre cómo superar la adicción al azúcar

Mi propósito con este artículo no es que dejes de comer lo que te gusta, sino que comprendas las razones que hay detrás de ese comportamiento impulsivo.

Hablar contigo mism@, escucharte y ser consciente de lo que comes y de tus hábitos te llevarán a tomar las riendas de tu vida.

El azúcar puede estar ahí, sí. Pero debe ser de manera ocasional. Un capricho. No dejes que esté en tu día a día como un hábito convertido en necesidad.

Siempre digo que pequeños placeres en la vida son saludables dentro de un estilo de vida y hábitos adecuados. 

Esto nos hace libres y más felices.

¿Y tú? ¿Qué experiencias has tenido con el azúcar? ¿Conoces a alguien que sea adicto a los dulces ultraprocesados?

¡Si te ha gustado, comparte! 😉